FANDOM


Capítulo 54 es el quincuagésimo cuarto capítulo del manga de Suzuki Julietta, Kamisama Hajimemashita (Kamisama Kiss). Cronológicamente es el sexto y último capítulo del noveno volumen de la historia.

Personajes Editar

  • --

ResumenEditar

Después de quedar embelesado por un instante al ver a Nanami, Jirou vuelve rápidamente a su actitud habitual y pregunta bruscamente a la joven Diosa, a quien confunde erróneamente con un Hada, qué hace ella en una Montaña sagrada que sólo admite hombres. Comprendiendo de inmediato por qué de pronto adquirió una actitud brusca, la joven dice que se marchará ahora mismo ya que no están permitidas las mujeres; sin embargo, antes de ponerse en marcha es sujetada con desmedida brusquedad por el Tengu adulto. Él, teniendo ya a la mujer neutralizada, pregunta si ella tiene que ver con el repentino florecimiento del árbol de cerezo milenario, y le advierte que si no contesta le romperá su muñeca derecha. Sin embargo, su amenaza nunca se lleva a cabo porque otro Tengu lo estaba llamando a la distancia por su nombre y Mamoru, aprovechando la situación, se encargó de morder la mano de Jirou para que soltara a su señora y escapar a un lugar más seguro. Entonces Nanami cae en la cuenta de que ese "Jirou" fue el que hirió a Botanmaru de forma cruel y despiadada por ser incapaz de volar aún. Mientras ella se aleja corriendo, Jirou piensa que la muñeca de una mujer es muy frágil y se sonroja ligeramente.

Ya yendo hacia un lugar más seguro, mientras sigue corriendo, la chica piensa en su encuentro con el futuro Cuarto Jefe de la Montaña Kurama. No entendía cómo alguien como él no era destituido por sus propios pares, si era un malvado. En eso, al estar más preocupada de sacar conclusiones en su mente que fijarse en el camino, Nanami cae de bruces al suelo, después de tropezarse, y se encuentra con Tomoe, quien había ido a buscarla porque no volvía. La joven se arroja a los brazos de su familiar y él se da cuenta que algo está mal, porque todo su cuerpo está temblando.

Ya en casa de Suirou, Tomoe y Nanami relatan lo sucedido, sin embargo, la Diosa es ignorada por Suirou y escucha el relato como si fuera Tomoe quien lo vivió y no ella. Ya no soportando más aquel grosero trato por parte del Tengu, una furiosa Nanami pregunta a Shirou por qué no la trata con normalidad; a lo que él, sorprendido por aquella repentina reacción, responde que ha vivido mucho tiempo si tratar con mujeres y por eso no sabe como tratarlas. Kurama, quien se encontraba comiendo tranquilamente mientras Nanami reclamaba a Suirou ese asunto, habló por primera vez para cambiar a un tema más importante en ese momento: la enfermedad de su padre, Joubou, y la posibilidad de curarlo con el Elixir de Melocotón que recibió Nanami en Izumo. Observando las píldoras de Elixir, Suirou afirma la posibilidad de que Joubou se mejore si las ingiere, sin embargo, también aclara que no existe forma de entregárselas. Apenas cayó enfermo, el Tercer Jefe fue puesto en custodia en lo más profundo de la residencia interior del templo, lo que hace imposible que gente de fuera, como Kurama o el propio Suirou, entren al lugar; de esta forma, la única posibilidad que queda para llegar hasta Joubou es asesinar a Jirou. Las ganas de rescatar a su padre no se ven mermadas por el desolador panorama, sin embargo, Suirou asegura que él está demasiado joven aún para arriesgarse de esa manera. Al notar ese gesto extremadamente protector por parte de Suirou, el Tengu más joven le dice que ya no es un niño y que vino especialmente para curar a su padre.

En medio de esa discusión, otros Tengus, entre ellos Botanmaru, cruzan sin avisar el umbral de la puerta de Suirou deseosos de comprobar si el joven Shinjirou de verdad ha vuelto. Habiendo visto a Shinjirou por primera vez en dieciseis años se sienten más esperanzados, ya que toda la pesadilla que están viviendo en ese instante terminaría en cuanto Shinjirou asuma el puesto de Cuarto Jefe. En ese momento el Tengu aclara que él sólo vino a la Montaña con la intención de curar a su padre, no para asumir su puesto; entonces ellos aseveran que sanar la enfermedad de Joubou no acabará con los problemas de la sucesión, ya que el Tercer Jefe ha vivido mucho y ellos necesitan un Jefe más joven. Kurama estaba a punto de decir que no deseaba ser Cuarto Jefe cuando se fijó en la expresión de completa admiración que Botanmaru ostentaba en su rostro, Suirou se dio cuenta rápidamente de aquello y dijo a los demás Tengus que eran suficientes emociones para Shinjirou por hoy. Turbado por el nuevo panorama, Kurama dice a Suirou que irá a dar una vuelta por los alrededores. Apenas Kurama desaparece del jugar, Suirou dice a Nanami que cuando amanezca baje la Montaña con todos los que subieron, y Botanmaru, ya que Shinjirou no tiene por qué soportar una carga tan grande como volverse Cuarto Jefe a los diecisiete años. Entonces, la Diosa de la Tierra responde a Suirou que ellos están allí sólo con el propósito de ayudar a Shinjirou, así que mientras él no diga que es hora de irse, no lo harán.

Suirou sonríe por el comentario de Nanami y admite que, apenas lo vio en la entrada de su casa, él ya no lo consideró el niño que era antes de descender desde la Montaña al mundo humano; sin embargo, al mezclarse tanto con aquel mundo y ser parte importante de él, Shinjirou ya no pertenece a la Montaña, por lo que no está obligado a tomar la posición del Cuarto Jefe por más que lo presionen. Antes, cuando era muy joven, él siempre fue agobiado por la obligación que lo esperaba al ser hijo de Joubou y tener que asumir su puesto tarde o temprano; y ahora, de mayor, ha tenido que volver a afrontar el mismo problema. Mientras tanto, Kurama Shinjirou está en otro lugar de la Montaña pensando en muchas al tiempo que mira el templo sagrado a la distancia. En eso, Tomoe aparece detrás de él y dice que no puede infiltrarse allí solo y le pregunta cuál es el plan para meterse allí dentro; Kurama se queda un momento en silencio para luego ser interrumpido por Nanami, quien hace la misma pregunta que Tomoe, y luego responde algo apenado si pueden ayudarlo a entregar el Elixir a su padre. Finalmente, ellos responden que sí mientras no pierden la oportunidad de avergonzar a Kurama, pidiendo que repita lo último que dijo otra vez.

Enlaces Editar

Véase tambiénEditar

Navegación Editar

Volúmenes & Capítulos
Volumen 1 Capítulo: 001 · 002 · 003 · 004 · 005 · 006
Volumen 2 Capítulo: 007 · 008 · 009 · 010 · 011 · 012
Volumen 3 Capítulo: 013 · 014 · 015 · 016 · 017 · 018
Volumen 4 Capítulo: 019 · 020 · 021 · 022 · 023 · 024
Volumen 5 Capítulo: 025 · 026 · 027 · 028 · 029 · 030
Volumen 6 Capítulo: 031 · 032 · 033 · 034 · 035 · 036
Volumen 7 Capítulo: 037 · 038 · 039 · 040 · 041 · 042
Volumen 8 Capítulo: 043 · 044 · 045 · 046 · 047 · 048
Volumen 9 Capítulo: 049 · 050 · 051 · 052 · 053 · 058
Volumen 10 Capítulo: 055 · 056 · 057 · 058 · 059 · 060
Volumen 11 Capítulo: 061 · 062 · 063 · 064 · 065 · 066
Volumen 12 Capítulo: 067 · 068 · 069 · 070 · 071 · 072
Volumen 13 Capítulo: 073 · 074 · 075 · 076 · 077 · 078 · 079 · 079.5
Volumen 14 Capítulo: 080 · 081 · 082 · 083 · 084 · 085
Volumen 15 Capítulo: 086 · 087 · 088 · 088.5 · 089 · 089.5
Volumen 16 Capítulo: 090 · 091 · 092 · 093 · 094 · 095
Volumen 17 Capítulo: 096 · 097 · 098 · 099 · 100 · 101
Volumen 18 Capítulo: 102 · 103 · 104 · 105 · 106 · 107
Volumen 19 Capítulo: 108 · 109 · 110 · 111 · 112 · 113
Volumen 20 Capítulo: 114 · 115 · 116 · 117 · 118 · 119 · 119.5
Volumen 21 Capítulo: 120 · 121 · 122 · 123 · 124 · 125
Volumen 22 Capítulo: 126 · 127 · 128 · 129 · 130 · 131
Volumen 23 Capítulo: 132 · 133 · 134 · 135 · 136 · 137
Volumen 24 Capítulo: 138 · 139 · 140 · 141 · 142 · 143 · 144
Volumen 25 Capítulo: 145 · 146 · 147 · 148 · 149

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.